Un poema para escribir en cursiva

Doblo
En calle callao
Voy hasta el fondo. Me quedo ahí
En la estación de trenes.
Miro para todos lados; Sé
Que no vas a venir, no tendrías porque hacerlo. Capaz
Ya ni siquiera vivas en la ciudad
o ni siquiera vivas.

Pero tantas veces hablamos
Cuando éramos felices
De tomarnos juntos este tren que ahora llega
Que no puedo
No sentarme al costado de la vía
Prender un cigarrillo
e imaginarte llegando. 

2 comentarios:

  1. Tantas veces uno dice... y el tiempo pasa.
    Me gustó mucho. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. De amores y trenes.
    Muy lindo, abrazo!

    ResponderEliminar

delirios