Desde la ventana.

No es que ya no hablemos del amor,
es que nos quedamos sin fuego   
nos quedamos sin vino, sin hielo
y lo que pensé que era un sentimiento en realidad
era solamente hambre.

Se hizo de noche y el silencio
como con cuchillos corta el aire que perdió su perfume y
                                                                 ahora descansa

La ventana
es un cuadrado negro en la pared

blanca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

delirios