Apología


Amanecieron trepados al amor, caminaron
por la peatonal la madrugada de un Marzo tibio
Soñaron forzar la cerradura
robar un poco y partir.
Colgados del amor el mediodía los encontró huyendo
haciendo de las fronteras líneas en un pizarrón
un auto alquilado sobre sábanas de asfalto.
Hacia el norte la poesía
hacia abajo la rutina del pasado y afuera llueve.
Alguien los mira pasar desde una garita perdida en la oscuridad de la  noche.
Telo rutero
Suaves ruidos de lluvia en el techo
Sucios ruidos de lluvia en la tele
Delincuentes juveniles ingresan y roban
Vecinos del barrio: Son
Unos negros de mierda. Tienen que ir presos todos
   estos hijos de puta.
Cambio ruido bronca mata
crónicas de una tibia madrugada
enredado con los hilos del amor.

Si alguien los hubiera visto huir  
Como yo los vi irse y sólo vi que se iban
Si alguien pudiera verlos hoy,
Como yo los veo y sólo veo que están, entonces en lugar
de lamentar los mil quinientos
pesos que robaron, al menos ahora sabrían
que una cadena multinacional
no va a quebrar por mil quinientos
sucios pesos de mierda.


2 comentarios:

  1. "Colgados del amor el mediodía los encontró huyendo
    haciendo de las fronteras líneas en un pizarrón
    un auto alquilado sobre sábanas de asfalto."

    Tus imágenes tienen fuerza!

    Yo hubiera terminado el poema en "como yo los veo y sólo sé que están"; pero esa soy *yo* y *yo* no tengo TUS razones.

    Disfruté mucho la lectura :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar

delirios